Convertirse en océano

Dicen que antes de entrar en el mar, el río tiembla de miedo.

Mira para atrás, a todo el camino que recorrió, a las cumbres, las montañas, al largo y sinuoso camino  que abrió a través de selvas y poblados, y ve frente a sí un océano tan grande, que entrar en él solo puede ser desaparecer para siempre .

Pero no hay otra manera.

El río no puede  volver.

Nadie puede volver.

Volver atrás es imposible en la existencia.

El río necesita aceptar su naturaleza y entrar en el océano.

Solamente entrando en el océano se diluirá el miedo, porque solo entonces sabrá el río ,  que no se trata de desaparecer en el océano…

SINO DE CONVERTIRSE EN OCÉANO.

Khalil Gibran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s